Costumbres a desterrar a la hora de estudiar

A la hora estudiar, además de estar bien mentalizado y tener la mente despejada hay ciertas costumbres que pueden favorecer que la lección entre con más facilidad.

También hay otros hábitos que, pese a tener buena predisposición, pueden alejarnos de nuestro objetivo.

  • La postura es fundamental. Estar tumbado o estudiar sobre la cama pueden ser posturas demasiado cómodas que al final harán que nos entre sueñe. Lo mejor es estar sentado, con los pies en el suelo y el libro sobre una mesa.
  • Hacerse un horario. Al igual que pasa con los trabajos, a la hora de estudiar hay que se disciplinado y disciplina. Es importante levantarse siempre a la misma hora y marcarle al cuerpo las horas de estudio.
  • Dormir bien. Y también es importante descansar. Hacer pausas y cambiar de actividad para que la mente se distraiga y pueda retener bien los contenidos aprendidos. Llega un momento en que nuestro cerebro no es capaz de asimilar más materia; en ese momento hay que guardar los apuntes.
  • En las primeras horas lo mejor es empezar por aquello que se hace más duro de aprender. Es cuando se está más fresco y seguramente será más sencillo aprender algo con el cerebro despejado que cuando se llevan muchas horas sentado frente al libro.
  • Evitar las distracciones. Para evitar tentaciones que distraigan del estudio es bueno silenciar el móvil y cualquier dispositivo móvil que nos haga que nos distraigamos.

Compartelo
Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on TumblrShare on FacebookShare on LinkedInPin on PinterestPrint this page