LA IMPORTANCIA DE LA DIRECCIÓN DE E-MAIL EN UN C.V.

Cuando el Departamento de RR.HH. de una empresa recibe un currículm ¿qué es lo primero que ve? En el 99% de los casos son nuestros datos personales: nombre, teléfono de contacto y dirección de correo electrónico.

¿Te has parado a pensar qué pueden pensar al leer tu dirección de e-mail? A primera vista puede ser un un dato irrelevante, que sólo sirve para contactar al candidato, también aporta información de la persona y puede llegar a ser crucial a la hora de avanzar a la siguiente fase.

Un dirección de e-mail poco seria puede expresar falta de madurez, por lo que es vital crear una dirección formal que demuestre seriedad y credibilidad profesional, ya que de lo contrario, puede restar valor a tu curriculum.

Es probable que muchas de las direcciones se hayan creado durante la época de juventud, y ahora resulten inadecuadas para la búsqueda laboral, por lo que es mejor que se cree una nueva. A la hora de volver a dar este paso hay que tener en cuenta tres cosas:

Utilizar una de las 3 compañías más grandes del mercado.

Usar el nombre propio: los e-mails de fantasía restan credibilidad como profesional.

Invertir el nombre y apellido, pon puntos o guiones bajos, pero nunca recurrir a los apodos si tu nombre ya está siendo utilizado por otro usuario.

Compartelo
Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on TumblrShare on FacebookShare on LinkedInPin on PinterestPrint this page