Los errores en el trabajo

Durante la joranada laboral es lógico y compresnsible que se cometan errores. La mayoría suelen ser corregibles y no entrañan mayor gravedad.[Ver cursos en Ofertaformativa.com]

Sin embargo, hay veces en que la actitud del trabajador le daña mucho  la empresa puede ver un enemigo.

Ser demasiado perfeccionista puede ser una ventaja, pero a veces puede volverse en contra del trabajador porque a todo le verá pegas y su adaptación a las normas será difícil y como nunca encuentra su trabajo perfecto le hace demasiado lento y que se fije en los detalles, en lugar de en la ensencia del trabjo.

Ser chismos, estar atento de la vida de los demás y hablar más de la cuente, en resumidas cuentas, ser indiscreto también puede suponer una losa en tu carrera profesional.

Ser demasiado obediente y decirle al jefe a todo que sí no es bueno. El jefe pensará que eres un pelota y que tu criterio profesional deja mucho que desear.[Ver cursos en Ofertaformativa.com]

Uno de los defectos que más alteran a los empresario, independientemente de la valía profesional o de la valía para resolver problemas es la actitud. Una buena actitud, entusiasmo es vital para un jefe, independientemente de cómo sea el resultado final.

[Ver cursos en Ofertaformativa.com]

Compartelo
Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on TumblrShare on FacebookShare on LinkedInPin on PinterestPrint this page